Historia

Expediciones en la Naturaleza 2011-2016

Los cofundadores de FLYY, Jessie Kushner y Troy Gosz, desarrollaron la visión del programa a partir de décadas de trabajo con adolescentes en alto riesgo en entornos silvestres en los Estados Unidos. A partir de este trabajo, se hicieron evidentes tres problemas: los adolescentes y adultos jóvenes que más necesitaban los programas destinados a ayudarlos no podían pagarlos; muchos de estos programas no pudieron enfocarse en todo el sistema familiar; y, una vez que finalizó el programa, no hubo cuidados posteriores para apoyar a los adolescentes o adultos jóvenes que regresaban a su entorno familiar. Específicamente diseñado para contrarrestar cada una de estas deficiencias programáticas, el modelo de FLYY combinó una expedición en la naturaleza, el desarrollo de habilidades para padres y madres, grupos de apoyo y cuidados posteriores basados ​​en la comunidad. Y aunque el enfoque de FLYY para trabajar con adolescentes, adultos jóvenes y familias fue singular, no asumió que fuera una “cura.” Jessie y Troy pudieron convertir a FLYY en un catalizador y recurso líder para adolescentes, adultos jóvenes y familias para transformar su perspectiva, desarrollar habilidades de afrontamiento y desarrollar resiliencia.

¿En qué consistió el programa?

Todo el año, durante seis años, FLYY ejecutó un programa experiencial distintivo a nivel nacional. Los elementos incluyeron una larga expedición en la naturaleza, desarrollo de habilidades de los padres y madres, grupos de apoyo, y cuidados posteriores a la expedición. El enfoque educativo experiencial de FLYY utilizó métodos de enseñanza prácticos y culturalmente relevantes, entornos de aprendizaje en grupos pequeños y tiempo para reflexionar y debatir de manera enfocada.

Una expedición de FLYY a la naturaleza era a menudo un rito de iniciación tanto para mujeres jóvenes como para hombres jóvenes… una oportunidad desafiante para superar los límites mentales, físicos y emocionales. Y, como gran parte de la programación actual de FLYY, el plan de estudios de la expedición en la naturaleza se centró en principios y prácticas de justicia restaurativa, y se especializó en trabajar con adolescentes susceptibles en riesgo (14-18 años) y adultos jóvenes (18-30 años).

FLYY realizó expediciones de mochilero de 25 días en las temporadas de primavera, verano y otoño, y expediciones de raquetas de nieve de 14 días en invierno. Las expediciones de mochilero de 25 días incluían: una expedición de mochilero de 18 días, una experiencia en solitario de dos días, un día de curso de cuerdas, dos días de servicio comunitario, dos grupos de desarrollo de habilidades y grupos de apoyo para padres y madres, y un seminario familiar de dos días. Las expediciones de invierno de 14 días incluían: una expedición con raquetas de nieve, un grupo de apoyo y desarrollo de habilidades para padres y madres y un seminario familiar de un día. Las expediciones de invierno proporcionaron un ambiente de aprendizaje más íntimo con proporciones más grandes de personal por alumno.

¿Para quién fue el programa?

FLYY se especializó en expediciones dinámicas en la naturaleza, desarrollo de habilidades para padres y madres, grupos de apoyo, y cuidados posteriores basados en la comunidad para adolescentes, adultos jóvenes y familias. Las personas que más se beneficiaron generalmente experimentaban uno o más de los siguientes problemas:

  • Académico (incluyendo absentismo escolar, suspensión o expulsión)
  • Resistencia a la autoridad
  • Ansiedad
  • Identidad
  • Falta de motivación/apatía
  • Conductas impulsivas
  • Autolesiones
  • Susceptibilidad a la presión negativa de los compañeros
  • Pobres habilidades para tomar decisiones
  • Repetidas fallas
  • Argumentativo/manejo de la ira
  • Experimentación y/o abuso de sustancias.
  • TDAH/TDA
  • Baja autoestima y valor propio
  • Problemas para mantener relaciones saludables
  • Entornos familiares inestables
  • Pérdida de esperanza y sentido en sus vidas
  • Sobrevivientes de trauma/abuso
  • Adopción/apego emocional
  • Problemas legales y/o una variedad de otros comportamientos de alto riesgo
  • Varios otros diagnósticos de salud mental

¿Cuáles fueron los objetivos del programa?

Los objetivos básicos de FLYY eran evitar que los jóvenes se convirtieran en delincuentes crónicos, abusadores de sustancias, estudiantes que se ausentan a clase y/o desertan la escuela. Otros objetivos clave eran que los estudiantes de FLYY desarrollaran valores y habilidades que les permitieran: reflexionar sobre sus vidas, comprender cómo sus acciones impactaban positiva y negativamente a otros, resolver conflictos, comunicarse de manera más efectiva, lidiar con el estrés y el fracaso, y tomar decisiones que minimizan los efectos nocivos tanto en sí mismos como en los demás. Todo esto fue posible con los importantes cambios mentales, emocionales, espirituales y físicos que ocurrieron durante la expedición. Era de importancia crítica la transferencia de tomar las lecciones aprendidas en la expedición y aplicarlas en casa. Después de la expedición, a los graduados de FLYY se les recordó que los aprendizajes, los desafíos y los éxitos eran suyos para el resto de sus vidas.

FLYY tuvo como objetivo impactar a los jóvenes y las familias de tres maneras:

  • El desarrollo de los jóvenes con respecto a los comportamientos pro-sociales y
  • autoeficacia/autoestima.
  • Desarrollo de capacidades de los padres, madres y tutores relacionados con una comunicación saludable, expectativas y modelos a seguir.
  • Fortalecer los sistemas familiares que están bajo presión y mejorar su capacidad de navegar dificultades.

¿Qué resultados tuvo el programa?

Para cientos de jóvenes y familias, FLYY ofreció una forma de descubrir su propia resistencia y su valor. Mientras estaban inmersos en un ambiente de aprendizaje seguro, solidario, inclusivo, pero desconocido, los estudiantes de FLYY adquirieron un sentido más preciso de sí mismos, de lo que eran capaces en la vida y una curiosidad más profunda por el mundo que los rodeaba.

Los resultados a largo plazo del trabajo de FLYY fueron que sus estudiantes se involucraran más positivamente en sí mismos, la familia, la escuela, el trabajo y la comunidad. La programación de FLYY contribuyó a la manifestación de resultados a largo plazo al enfocarse en el logro de resultados a corto y mediano plazo, tales como mejoras en: autoeficacia, pensamiento crítico, comportamiento maduro y habilidades de comunicación.

Los resultados específicos a corto plazo incluyeron: mayor autoconfianza y sentido del valor propio, capacidad de articular valores personales, mayor motivación y cuidado, disminución de la apatía, disminución del comportamiento impulsivo, comprensión realista de uno mismo y de su potencial, capacidad para establecer y alcanzar objetivos realistas, y capacidad de trabajar de manera efectiva en un equipo.

Los resultados específicos a mediano plazo incluyeron: conciencia de cómo el comportamiento impacta a los demás, respeto por las necesidades de los demás, mejor manejo de la ira, valoración de las perspectivas de los demás, apertura a la retroalimentación, mayor empatía; y capacidad de: seguir instrucciones, cumplir con las expectativas, ser autónomo, resolver problemas de manera efectiva, actuar sin reaccionar, manejar conflictos de manera más colaborativa y vocalizar las necesidades personales.

En general, el impacto creado por FLYY se evidencia en los jóvenes que tienen: mejores relaciones con sí mismo, su familia y otros, mayor asistencia a la escuela, disminución de conflictos e intervención policial, menor abuso de sustancias y el impulso de encarnar los valores de FLYY de comunidad, paciencia y  habilidades afrontamiento, responsabilidad personal, nuevas perspectivas y perseverancia. Es a través de estos cambios que los jóvenes se encaminan para convertirse en ciudadanos líderes y fuerzas para el bien, activamente comprometidos para siempre en los lugares donde habitan.

¿Fue rentable?

Si. La programación de prevención e intervención como FLYY no solo cosechó resultados más sólidos y sostenibles, sino que fue más rentable en comparación con la programación relacionada para jóvenes de alto riesgo.

Por ejemplo:

  • El costo por joven en un Centro de Tratamiento Residencial para Menores en Wisconsin es de $10,000 a $30,000 al mes o $333-$1,000 por día.
  • Programas de vida silvestre similares cobran por joven de $10,270 a $18,070 al mes o hasta $695 por día.
  • El encarcelamiento de menores en Wisconsin puede costarle al Estado $9,000 al mes o $300 por día por joven.
  • Los centros de detención juvenil de Wisconsin cuestan $8,525 al mes o $275 por día por joven.

En comparación, el costo de una expedición FLYY fue de $300 por día por joven durante 25 días de programación, o una expedición de $7,500 por 25 días.

(Las cifras son del 2015 del Departamento de Niños y Familias de Wisconsin y del Departamento de Correcciones de Wisconsin).

¿Qué tenían que decir los interesados?

En diciembre de 2014, un grupo de estudiantes universitarios de la Facultad de Ecología Humana de la Universidad de Wisconsin en Madison concluyó un proyecto de dos meses para producir datos y análisis de lo que los interesados están viendo y diciendo sobre el programa de expedición multifacética de FLYY.

Los siguientes son aspectos cualitativos destacados de los datos recopilados de las agencias remitentes, y los y las alumnos y ex-alumnos de FLYY.

Agencias remitentes: Treinta agencias, incluyendo escuelas, programas de servicios sociales y judiciales del condado, organizaciones de servicios sociales sin fines de lucro y centros privados de asesoramiento.

  • El 100% de las agencias remitentes encuestadas dijeron que recomendarían FLYY y que el programa cumplió con sus expectativas para los remitidos.

Familias de FLYY:

  • Los padres y madres describieron al personal de FLYY como “excelente, comprometido y perspicaz” y “disponible en cualquier momento, en caso de que necesiten ayuda o apoyo.”
  • El 100% de los padres y madres informaron que confiaban en el personal de FLYY para ayudarlos en el futuro, y recomendarían FLYY a otras familias.
  • El 100% de los padres y madres informaron tendencias de disminución del comportamiento destructivo de su hijo/a adolescente y un mayor uso de las habilidades básicas de FLYY en casa.

Estudiantes de FLYY:

  • El 100% de los estudiantes reportaron un aumento en la confianza en sí mismos después de completar la expedición.
  • El 86% de los estudiantes declararon que se sentían “mucho más seguros” después de FLYY.
  • El 71% declaró que usa las habilidades que aprendió en la expedición “a menudo.”
  • La mayoría de los estudiantes respondieron que “FLYY valió la pena” y que, aunque al principio se resistieron, “estaban agradecidos al final de todo.”

Testimonios:

“Me encanta trabajar con el personal de FLYY, son personas con los pies en la tierra que son extremadamente apasionadas por ayudar a las personas con las que trabajan. Los niños que he ayudado a enviar en las expediciones han regresado cambiados de una manera que no creía posible. FLYY es un programa increíble del que creo que todos los niños pueden beneficiarse.”

~Sarah Thomaschefsky, Subdirectora de la División de Educación y Cultura para el Condado de Forest Potawatomi

“He tenido el honor de trabajar con el personal de FLYY y son increíbles. Su visión es pura y una que es inclusiva y acogedora. Su personal no solo es profesional, sino que tiene la capacitación, experiencia y comprensión para cambiar la vida de las personas a las que sirven.”

~ Marino estadounidense retirado y descendiente directo de Stockbridge 

“Aprecio la asociación contínua favorable que FLYY brinda a nuestra significativa población indígena. Mucho más allá de las expediciones, nuestra escuela puede colaborar positivamente no solo para beneficiar a los asistentes a FLYY sino a la comunidad en general a través de nuestro club de FLYY. Las lecciones aprendidas en FLYY mejoran las habilidades del siglo 21 para preparar a los jóvenes para la carrera, la universidad o la comunidad de manera adecuada.”

~ Theodore D. Kryder Ed.D. Administrador del Distrito, Distrito Escolar de Crandon

“FLYY nos ha ayudado a mi familia y a mí de muchas maneras. Mi familia y yo nos comunicamos mucho mejor, gané confianza en mis padres y ahora todos en mi familia, incluyéndome a mí, somos más felices. Si no fuera por FLYY, no creo que nada hubiera mejorado.”

~ Mujer de 15 años de la nación Ho-Chunk

“FLYY tuvo un impacto positivo en mí porque todo lo que aprendí lo pude tomar y usar en el mundo real y tomar mejores decisiones por mí mismo. Aprendí a controlar mejor mi ira y a resolver problemas sin usar la violencia. También aprendí a tener confianza en mí mismo.”

~ Hombre Potawatomi/Pawnee de 17 años 

“Apreciamos que el personal tomó tiempo y llegó a conocer y comprender a nuestro hijo adolescente. Desde que llegó a casa, es más eficaz controlando su ira. Se comunica de manera más asertiva y es mucho más agradable estar con él.”

~ Padre de un hombre de 16 años.

“Su facilitación fue excelente. Nos permitió a los dos sentir que podíamos comunicarnos y ser escuchados. Me emocionó que pudiéramos llegar a algunos de los problemas fundamentales de nuestra familia y escuchar esas cosas que estábamos asumiendo que pudimos dejar de un lado.”

~ Padre de un hombre de 17 años.

“Aprendí a estar más abierto a todo lo que encuentro y que siempre soy parte de algo más grande que yo. Aprendí sobre la importancia de la compasión por los demás.”

~ Hombre de 28 años

“Este programa funciona; cambió mi vida para siempre y siempre estaré agradecido por mi experiencia y esta oportunidad.”

~ FLYY participante

“Su compromiso, habilidades de organización y comunicación, así como la tranquilidad que representan, son muy útiles para los adolescentes y los padres. Además, son pacientes y aceptan y se abren con todas las partes involucradas. Tienen una capacidad increíble para abordar un problema y extraer los puntos importantes que a menudo están enterrados en el interior y para mantener a las personas encaminadas y enfocadas en los problemas reales mientras evitan la actitud defensiva.”

~ Padre de un estudiante FLYY

“Me impresionó mucho la dedicación del personal de FLYY. Nuestro plan para participar en una expedición FLYY se concretó bastante rápido y el personal de FLYY fue paciente y servicial cuando nos apresuramos a cumplir los plazos. La expedición en sí fue una experiencia muy enriquecedora. Definitivamente recomendaría una expedición FLYY para cualquier joven que esté luchando.”

~ Servicios para niños y familias de Ho-Chunk Nation 

“FLYY es un maravilloso programa diseñado para ayudar a los jóvenes que necesitan dirección y orientación. El personal de FLYY es extremadamente apasionado en ayudar a diferentes jóvenes a ingresar a su programa. Han ido más allá de cualquier otro programa con el que he trabajado en el pasado. Espero volver a trabajar con FLYY en el futuro “.

~ Servicios comunitarios de Sokaogon Chippewa

Videos: